put a ring on her

I want my daughters to be beautiful, accomplished, and good. To be admired, loved, and respected. To have a happy youth, to be well and wisely married, and to lead useful, pleasant lives, with as little care and sorrow to try them as God sees fit to send. To be loved and chosen by a good man is the best and sweetest thing which can happen to a woman, and I sincerely hope my girls may know this beautiful experience. It is natural to think of it, Meg, right to hope and wait for it, and wise to prepare for it, so that when the happy time comes, you may feel ready for the duties and worthy of the joy. My dear girls, I am ambitious for you, but not to have you make a dash in the world, marry rich men merely because they are rich, or have splendid houses, which are not homes because love is wanting. Money is a needful and precious thing, and when well used, a noble thing, but I never want you to think it is the first or only prize to strive for.

I’d rather see you poor men’s wives, if you were happy, beloved, contented, than queens on thrones, without self-respect and peace.”

 

Are you married? 

No? 

So are you engaged? 

No? 

*face that expresses sorrow and awkwardness”

Are you at least planning to get married? 

*said in a reproached tone*

No. And it isn’t something which should affect you, complete stranger. In the past three months, I’ve been asked more times about my marital status than ever before. And, of course, they have always judged me after my answers.

You love him, he loves you; why don’t you ask for a ring? 

I love him, he loves me; what else do we need?

I can see in their faces how they can’t understand me. I’ve already found my man, I’ve accomplished my mission in earth. Why don’t you make it official? Because it is already official. Love isn’t about keeping it with contracts, making it last forever with a person you barely know.

But that’s how it is here most likely. Your parents introduce you to a person: the one who is going to be the father of your children and your partner in life. The one with whom you are going to share your bed for the rest of your days. You get engaged. While you prepare the wedding, you get to know each other and then, the day comes. It’s beautiful, everybody has fun, you all dance and sing but, are you happy?

The resignation of the Arab people is in their DNA. In many aspects of their life, their path is already decided by tradition, religion or family commitments. What a life, right? You don’t get to know another one. Or you try to and you have to end with all the things you have been taught, every notion you know and you have been raised with, people’s feelings, family relationships. For what? Love, future, choices, people. Yourself.

We all know life is not meant to be easy but in some places of the world, like the one who pretends to be my home now, life doesn’t look that bad, but actually there are these little things which tell you it is. When I look at the whole picture (after my feminism and Westernness get over the annoying questions), I find myself lucky. I can choose my life’s partner, I can say no to a ring, I can even ignore romantic relationships in my list of life priorities. Besides some reproaching looks from my grandparents, that’s all. My life, my choices.

Marriage also has a different meaning in this culture. It won’t most likely start with love; maybe some affection will rise with time. But here it looks like it is almost compulsory for men to dislike their wives. She just takes all my money and goes shopping. *macho laugh* Roles follow traditions and religious paths, which prevent great change to happen in society.

The questions come back. With the pity looks. Oh, do you want me to tell him to propose to you? But, what if I don’t want to, not today, not in the future? What if I’d rather wait? What if it’s my life and I just have to give account to myself? And most important, what if it is not just his decision? Marriage and relationships are a thing of two.

It’s already time for us to open up our minds and this is a message for everybody. Everytime I’ve said that my boyfriend is also here, some Western people just assume that he is the reason for me being here. They asked me if I am here because of his work or because he wanted to. Sadly that might also be the idea which some people from home might think it’s the reason for me being here. And the great majority of adult women who I’ve met are here because of their hims. I will always respect that choice of life as much as any other, but it is not my case.

So let’s try to embrace all reasons and respect people’s freedom to choose without having to look at our fourth finger of our left hands. Because love doesn’t have anything to do with diamonds. Love is more like a precious gem.

 

thumb_IMG_4070_1024
Love seen through his eyes.

 

Yours faithfully,

little woman

 

 

Quiero que mis hijas sean hermosas, distinguidas y buenas, que se hagan querer y respetar; que tengan una juventud feliz; que se casen bien y prudentemente; que pasen vidas útiles y felices, tan libres de dificultades y tristeza como Dios quiera concedérselas. Ser amada y distinguida por un hombre bueno es lo mejor que puede ocurrirle a una mujer, y mi esperanza es que mis hijas conozcan esta hermosa experiencia. Es natural pensar en ello. Meg, es justo esperarlo y prudente prepararse para ello, de manera que cuando llegue la hora puedan sentirse listas para sus deberes y dignas de la felicidad. Hijas mías, soy ambiciosa para ustedes; pero no deseo que hagan un papel ruidoso en el mundo, ni que se casen con hombres ricos porque son ricos o que tengan casas espléndidas, que no sean verdaderos hogares, porque falte el amor en ellos. El dinero es cosa útil y preciosa, y también noble cuando se emplea bien; pero no quiero que lo consideren como el primero o el único premio que ganar.

Preferiría verlas esposas de hombres pobres si fueran felices, amadas y contentas, que reinas en sus tronos sin propia estimación ni paz.”

¿Estás casada?

¿No?

¿Pero estás prometida?

¿No? 

*cara que expresa pena e incomodidad*

¿Por lo menos os estáis planteando casaros? 

*dicho en tono de reproche*

No. Y no es algo que debería afectarte a ti, completo desconocido. En los últimos tres meses, me han preguntado más veces por mi estado civil que nunca antes. Y, por supuesto, siempre me han juzgado tras oír mis respuestas.

Él te quiere, tú le quieres; ¿por qué no le exiges un anillo?

Yo le quiero, él me quiere: ¿que más necesitamos?

Puedo ver en sus caras como no logran entenderme. Ya he encontrado a mi hombre, he cumplido con mi misión en la tierra. ¿Por qué no lo haces oficial? Porque ya es oficial. El amor no se trata de conservarlo con contratos, hacerlo durar eternamente con una personas que apenas conoces.

Pero aquí es lo que suele pasar. Tus padres te presentan a una persona: el que va a ser el padre de tus hijos y tu compañero de vida. Él es con quién deberás compartir tu cama durante el resto de tus días. Os prometéis. Mientras preparáis la boda, os vais conociendo y entones, el día llega. Es bonito, todo el mundo se divierte, todos cantáis y bailáis pero, ¿eres feliz?

La resignación que caracteriza a los árabes está en su ADN. En muchos aspectos de su vida, su destino ya está decidido debido a ciertas tradiciones culturales, la religión o compromisos familiares. Qué vida, ¿verdad? No llegas a conocer ninguna otra. O lo intentas y tienes que acabar con todo aquello que te han enseñado, con cada creencia que conoces y con la que te han criado, con los sentimientos de personas, con relaciones familiares. ¿Para qué? Amor, futuro, decisiones, gente. Tú misma.

Todos sabemos que la vida no tiene porque ser fácil pero en algunos rincones del mundo, como éste que pretende ser mi hogar ahora, la vida no parece estar tan mal, aunque en realidad hay esas pequeñas cosas que te muestran que sí lo es. Cuando lo miro con perspectiva (después de que mi feminismo y mi occidentalismo superan las preguntas molestas), me considero afortunada. Puedo escoger a mi compañero de vida, puedo decir no a un anillo, hasta puedo ignorar a las relaciones románticas en mi lista de prioridades en la vida. Aparte de algunas miradas de reproche de mis abuelos, eso es todo. Mi vida, mis decisiones.

El matrimonio también tiene un significado diferente en esta cultura. Probablemente no empiece con amor; tal vez cierto cariño aparecerá con el tiempo. Pero aquí parece ser la regla que los hombres odien a sus mujeres. Sólo quiere todo mi dinero y luego se va de compras todo el día *risa de machirulo* Los roles en el matrimonio siguen tradiciones y doctrinas religiosas, la cual cosa impide que grandes cambios ocurran en la sociedad.

Las preguntas vuelven. Con miradas de pena. Oh, ¿quieres que le insinúe que se te declare? Un momento, ¿y si no quiero, ni hoy ni en el futuro? ¿Y si prefiero esperar? ¿Y si es mi vida y sólo me tengo que rendir cuentas a mí misma? Y lo más importante, ¿y si no es solo su decisión? El matrimonio y las relaciones son cosa de dos.

Ya sería hora de que abriéramos nuestras mentes y este es un mensaje para todos. Cada vez que digo que mi novio también esta aquí, mucha de las personas occidentales simplemente asumen que él es la razón por la que estoy aquí. Me preguntan si estoy aqui por su trabajo o porque él quería. Tristemente esa también puede ser la idea que algunas personas de casa, de donde vengo, creerán que él es mi principal razón por haber tomado la decisión de venir aquí. Y la gran mayoría de mujeres occidentales adultas que he conocido están aquí por sus él. Siempre respetaré esa opción de vida de la misma forma que cualquier otra, pero no es la mía.

Así que intentemos abrazar todos las razones y respetar la libertad de las personas para escoger sin tener que mirar sus dedos anulares de sus manos izquierdas. Porque el amor no tiene nada que ver con diamantes. El amor es más bien una piedra preciosa.

 

 

Tuya sinceramente,

mujercita

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s