unreason

I want to do something splendid before I go into my castle, something heroic or wonderful that won’t be forgotten after I’m dead. I don’t know what, but I’m on the watch for it, and mean to astonish you all some day. I think I shall write books, and get rich and famous, that would suit me, so that is my favorite dream” 

xxvii of july of 2019 – twenty.fiftyfive

I give up my hours to the pleasure of consuming what others write for us or rather for themselves. Because perhaps when we write aren’t we yearning to calm that unease, that urge that as the chosen or hopeless ones we’ve been given embedded in our skin? Yes, disgraced because sometimes the pressure takes you in such a way that is bigger than you, than your strength. Passing the social conventions, the commitments. You cling to that idea with such a vigour that everything around you turns blurry and you run like drops of urine were already wetting your panties in order to embrace the white paper where to empty yourself. Once the notebook is put away, you stay there with an imagined loneliness as a product of the incomprehension.

And all the questions, the bloody questions. Why do I write? Why the curse of this fragile but also fruitful sensitivity? But then hidden when turned into art.

That’s why we write for ourselves. To soothe ourselves but also to present ourselves to the world and be loved. To be loved in the shape of devouring our words. The day that. Oh, the day that a stranger carries my prose in her hands. There to the eyes of history I will already be eternal. Like I make myself everlasting in those notebook which, at least, some day my progeny will read (…).

Until that moment, I will live with the tenacity that my words are worth something, that accompany many breakfast and that they feed me. Please, that they feed me soon.

 

 

Yours faithfully,

little woman

*found in my red and golden journal. 
IMG_7004
my sensitivity on fire

Antes de entrar en mi castillo, desearía hacer algo admirable que no se olvidara después de mi muerte. No sé lo que será, pero lo espero y algún día pienso sorprenderlos. Creo que escribiré libros para hacerme célebre y rica; eso concuerda conmigo, de modo que es mi sueño favorito.”

xxvii de julio de 2019 – veinte.cincuentaycinco*

Aboco mis horas al placer de consumir lo que otras escriben para nosotras o más bien para sí mismas. Porque, ¿acaso cuando escribimos no anhelamos calmar ese desasosiego, esa urgencia que como elegidas o desgraciadas se nos ha dado incrustada en la piel? Sí, desgraciadas porque en ocasiones el apremio te domina de tal forma que es superior a ti, a tus fuerzas. Pasa por encima de las convenciones sociales, los compromisos. Te aferras a aquella idea con tal ímpetu que todo a tu alrededor se vuelve borroso y corres como si gotas de orina ya mojaran tus bragas al encuentro de un papel en blanco donde vaciarte. Una vez guardado el cuaderno, te quedas ahí con una soledad imaginada fruto de la incomprensión.

Y las preguntas, las malditas preguntas. ¿Por qué escribo? ¿Por qué la maldición de esta sensibilidad frágil y a la vez fructífera? Pero después oculta al transformarla en arte.

Por eso escribimos para nosotras mismas. Para aliviarnos aunque también para proyectarnos al mundo y que nos quieran. Que nos quieran en forma de devorar nuestras palabras. El día que. Ai, el día que una extraña lleve mi prosa en sus manos. Ahí a los ojos de la historia ya soy eterna. Como me eternizo en estos cuadernos que, al menos, algún día leerá mi descendencia (…).

Hasta ese momento viviré en el empeño de que mis palabras valgan, de que acompañen muchos desayunos y de que me den de comer. Por favor, que me den de comer pronto.

 

Tuya sinceramente,

mujercita

 

*encontrado en mi cuaderno rojo y dorado.
IMG_7004
mi sensibilidad en llamas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s